Icono del sitio Agricultura Profesional

Proceso para la solución de problemas

Proceso para la solución de problemas

Además de tener la actitud adecuada para resolver problemas, también es necesario tener las habilidades de resolución necesarias, las cuales constituyen el proceso recomendado para la solución de problemas, un proceso que comienza con la definición del problema.

Si no puedes explicar un problema de forma sencilla es porque quizá aun no los has comprendido del todo, algo que aplica incluso para los problemas complejos; es decir, antes de tratar de buscar soluciones debe quedar bien claro qué es exactamente lo que quieres solucionar.

Es muy fácil caer en la trampa de creer que sabemos lo que implica un problema, de modo que lo primero que hacemos es tratar de encontrar una solución, y cuando la tenemos y aplicamos muchas veces nos damos cuenta de que la solución no es adecuada porque se nos «escapó algo».

En esta clase te cuento cuál es el proceso recomendado para solucionar problemas, un proceso que no necesariamente se tiene que seguir en orden, pues resolver problemas, en especial cuando son complejos, requiere de un proceso de iteración.

El contenido está disponible solo para suscriptores

Regístrate gratis o Accede a tu cuenta

Hay una frase que dice que «un problema bien definido es la mitad de una solución», y estoy de acuerdo con esto, porque cuando sabes exactamente qué es lo que hay que resolver todos los demás pasos se simplifican bastante, y eso es justamente lo que necesitas.

Esta es la razón por la que deberías dedicar el tiempo suficiente a definir el problema, sé que podrías sentir que no estás avanzando, pero la realidad es que estás preparando el terreno para que los demás pasos del proceso fluyan y te conviertas en un solucionador de problemas.

Por último, la resolución de problemas implica tomar decisiones, un tema crucial al cual dedicaré otra clase, dado que necesitas comprender los fundamentos de la toma de decisiones para poder aplicarlos a la solución de problemas. Recuerda que incluso cuando no decides, decides.

Salir de la versión móvil