Recibe cada miércoles una reflexión para tu mejora profesional

Newsletter 028 de Agricultura Profesional

028 El mayor aprendizaje profesional que obtuve este año

Hola.

Si no cuidas tu salud entonces de poco importan…

  • Tus logros
  • Tus sueños
  • Tus objetivos
  • Tus esfuerzos
  • Tus aspiraciones

Este año lo aprendí a la mala.

Y me resulta curioso cómo, muchas veces priorizamos mantener el ritmo, antes que mejorar la salud.

Primero te cuento lo que me pasó allá por mediados de año:

Una mañana como cualquier otra, recogiendo los juguetes de mi hija, me agaché y al levantarme sentí cómo una descarga eléctrica en la espalda.

No hubo vuelta atrás, no me pude “desdoblar”. Con mucho trabajo y dolor me senté, con ayuda de mi esposa, en el sillón; y para no hacerte el cuento largo, me la pasé dos días completos en ese sillón.

Al tercer día fue un fisioterapeuta a verme y ya me pude mover un poco, aunque pasé dos semanas buscando el mayor reposo posible, y dos meses en recuperarme completamente.

Ahora bien, no soy una persona que se aburra.

Me es imposible aburrirme.

Así que aproveché mi tiempo en el sillón para ver varias series y películas que tenía pendientes.

Pero también tuve tiempo de sentirme impotente por dejarle la carga de trabajo de la casa a mi esposa, y reflexionar sobre cómo fue que llegué a ese punto.

Qué bueno, tampoco tuve que pensar mucho:

  • Una bebé, un trabajo a tiempo completo y diversos proyectos personales.
  • En promedio 10 horas diarias sentado frente a la computadora.
  • Nula movilidad en el último año (dejé de asesorar en campo).

Y entonces comprendí realmente la importancia de la salud.

Sí, la comprendí en serio, porque, aunque conozco personas que pasaron por una situación similar, o aunque “conocía” la importancia de la salud, es hasta que se pasa por una situación así que realmente se aprende.

¿Por qué te cuento todo esto?

Básicamente para decirte que si no cuidas tu salud todo lo que hagas a nivel laboral tiene poco sentido.

Si eres de los que se matan en el trabajo, déjame decirte que tu trabajo lo va a cumplir alguien más si tú ya no estás.

Que el trabajo debe ser un medio para vivir mejor, no para afectar tu salud.

¿Qué he cambiado yo? Muchas cosas.

Primero, empecé a destinar 30-60 minutos todos los días para hacer actividad física. A veces salgo a caminar a las brechas entre cañaverales y berries que hay cerca de mi casa, otras veces salgo en bici por las mismas brechas (si, me compré una bici), y otras veces realizo algunas rutinas de ejercicios aquí en la casa (cuando llueve o hace frío).

Además, me compré un escritorio que me permite ajustar la altura de trabajo, así que alterno entre trabajar parado o sentado. Y también voy cada cierto tiempo a que me den un ajuste de espalda.

Puede no parecer mucho, pero para mí ha sido un cambio radical en mi vida.

Y lo más importante: Me dije a mi mismo:

“Nunca más me va a pasar una situación similar, en la que tenga un problema de salud por motivos que pude haber evitado.”

Te deseo lo mejor en este fin de año 2023 y que el 2024 sea un año maravilloso para ti.

Nos vemos nuevamente en enero, con un cambio importante de formato.

-Felices fiestas.