Recibe cada miércoles una reflexión para tu mejora profesional

Newsletter 025 de Agricultura Profesional

025 La intuición es una fuerza poderosa en tu vida

Hola.

Cuando empecé a trabajar en Driscoll’s lo hice como estimador de producción de zarzamora, una etapa de mi carrera que me mostró el poder de la intuición.

No te puedo decir que comenzó siendo una etapa sencilla.

Básicamente porque, aunque revisaba todos los datos disponibles, una y otra vez, mis estimados solían salirse del margen permitido.

De hecho, me convertí en un master en Excel, en mi afán de considerar todos los factores posibles al momento de dar mis números.

El equipo de estimaciones contaba con archivos robustos, que contemplaban lo que te puedas imaginar: historial de producción por semana de cada huerta y con muchos años de datos, pronóstico meteorológico, evaluación de calidad, etc.; aun así yo construí mis propios archivos mucho más robustos.

Pero seguía sin dar estimados decentes.

Lo curioso del asunto es que el miembro más experimentado del equipo (con una década de experiencia en ese momento), hacia muy pocos análisis en Excel, pero aun así era el más acertado.

Si, la experiencia, podrías pensar…

Hasta cierto punto estás en lo correcto.

Digo hasta cierto punto, porque había otros miembros del equipo con bastantes años en el sector, que a pesar de su experiencia no lograban dar buenos números.

No, mi compañero más viejo contaba con algo muy importante:

Había adquirido un gran sentido de la intuición, en parte soportado por la experiencia, pero en parte sustentado en su confianza en sí mismo.

Una confianza que le daba la habilidad de no sobrepensar demasiado. En otras palabras, había aprendido a simplificar su proceso mental: les echaba un ojo a los datos y los explicaba con lo que veía en campo, y dónde tenía duda le dejaba la decisión a su intuición.

Puede parecer un proceso simple.

Así mismo lo creí yo en su momento.

Pero me tomó años poder aplicar eso que ya había entendido.

Sigo siendo un profesionista muy orientado a los datos, por lo que muchas veces me encuentro inmerso dándole una y mil vueltas a la información disponible.

Sin embargo, con el paso del tiempo he incluido cada vez más a mi intuición. -Y es que ya 13 años de experiencia deben poder traducirse a una intuición más certera-.

Aunque debo aceptar que hubo un momento específico que me cambió radicalmente….

Mi hija tiene 1 año 8 meses ahora, pero desde que nació mis tiempos se han visto limitados, en todos los sentidos.

Y vaya que, laboralmente hablando, es lo mejor que me ha pasado.

Tener un montón de proyectos y cosas por hacer (además de trabajar en una empresa a jornada completa), pero muy poco tiempo para hacerlas, me ha conducido a una eficiencia que nunca había experimentado.

Y mi intuición ha jugado un papel fundamental, porque gracias a ella puedo acortar mis tiempos.

Donde antes pensaba y analizaba una y otra vez, ahora pienso y analizo solo un par de veces y, si sigo atascado, la decisión se la dejo a mi intuición. Punto. A lo que sigue.

Confía en tu intuición, que estoy seguro de que te puede facilitar mucho la vida. -Sé que hoy ha sido una reflexión más personal que cualquier otra vez, pero la siguiente semana vuelvo con algo más accionable para ti-.

-Hasta la próxima.