Escucha Podcast Agricultura en: Spotify, Apple, Google, Amazon e iVoox.

Imagen de cabecera para la newsletter 009

009 Los problemas del agro son de gran complejidad

Hola.

Piensa en cualquier problema/reto que el agro enfrenta en estos momentos.

Estoy seguro de que llegarás a la conclusión de que no es fácil de solucionar.

Esto es así porque los problemas del agro suelen ser de gran complejidad, y para resolverlos se requieren profesionistas agrícolas que tengan la capacidad de resolver problemas complejos.

Vamos por partes.

Una cosa es resolver un problema sencillo…

Y otra muy diferente es resolver un problema complejo.

Si voy a un campo de maíz que tiene gusano cogollero la solución es sencilla: le recomiendo al agricultor un insecticida para dicha plaga. Incluso puedo dejarle un plan de aplicaciones preventivas para que la siguiente temporada no tenga ese problema.

Asunto resuelto.

Pero si hablamos de que toda una región productora de maíz enfrenta un ataque de gusano cogollero, entonces la cosa se pone difícil, porque hay que organizar a muchos agricultores para solucionar el problema.

-Es posible que un agricultor haga sus aplicaciones en tiempo y forma, pero si sus vecinos no las hacen entonces de poco le servirá, porque la plaga estará nuevamente presente a los pocos días-.

Continúenos, que hoy me puse muy técnico.

Cuando hablamos de problemas complejos hablamos de que necesitamos soluciones estratégicas, para lo cual se requiere:

1. Analizar el problema con detenimiento.

Es importante entender con exactitud cuál es el verdadero problema.

No te quedes con los problemas superficiales, que muchas veces esconden a los problemas raíz. Además, antes de invertir tiempo y recursos tienes que estar seguro de que entiendes realmente la situación.

2. Busca el apoyo de otros.

Normalmente queremos solucionar los problemas solo con las herramientas que tenemos disponibles (habilidades, conocimientos y experiencias), pero es común que los problemas complejos nos sobrepasen.

Así que necesitas pedir apoyo a otros, lo cual vale por partida doble:

  • Podrás conocer otros puntos de vista
  • Podrás aprender de los demás

3. Piensa en las consecuencias.

Cuando se trata de problemas simples podemos entender inmediatamente las consecuencias de las soluciones que proponemos, pero no sucede así con los problemas complejos.

Por ello dedica tiempo a pensar las consecuencias de tus decisiones, solo para estar seguro de que no le estás solucionando la vida a alguien mediante afectar a otros.

Estos son solo algunos consejos iniciales que debes tener en cuenta para resolver problemas complejos, los cuales siempre van a existir en el agro y los cuales requieren profesionistas con la capacidad para resolverlos.

Además, quiero que hagas la siguiente reflexión:

Un problema simple lo resuelve cualquier profesionista, por lo que el valor que te da resolver problemas simples es mínimo (es decir, no te diferencias de ninguna manera).

Y, de hecho, conozco muchos profesionistas que se mantienen «ocupados» todo el día resolviendo problemas simples.

No es que esté mal, pero tú estás para más.

Por otro lado, conozco muy pocos profesionistas que se enfocan en resolver los problemas complejos, es decir, los problemas realmente importantes de su empresa.

Es más, en este momento tengo en mente alguien a quien yo no comprendía.

Cuando lo conocí pensé que se pasaba los días sin hacer gran cosa, pero poco a poco me fui dando cuenta de que su objetivo era resolver un problema complejo por semana, en lugar de estar en todo y en nada a la vez -como la mayoría-.

Por cierto, es, hasta la fecha, un profesionista muy exitoso.

-Hasta la próxima.

Suscríbete a la newsletter

Cada miércoles una reflexión para tu mejora